Una nueva investigación del Crowther Lab de ETH Zurich ilustra una barrera crítica para la regeneración natural de los bosques tropicales. Sus modelos, a partir de datos terrestres recopilados en el Bosque Atlántico de Brasil, muestran que cuando las aves tropicales silvestres se mueven libremente a través de los paisajes forestales, pueden aumentar el almacenamiento de carbono de los bosques tropicales en regeneración hasta en un 38 por ciento.

Potencial de carbono de semillas de aves

Las aves frugívoras, como el mielero de patas rojas, la tangara palmera o el zorzal de vientre rufo, desempeñan un papel vital en los ecosistemas forestales al consumir, excretar y esparcir semillas a medida que se desplazan por un paisaje boscoso. Entre el 70 y el 90 por ciento de las especies de árboles de los bosques tropicales dependen de la dispersión de semillas por animales. Este proceso inicial es esencial para permitir que los bosques crezcan y funcionen. Si bien estudios anteriores han establecido que las aves son importantes para la biodiversidad forestal, los investigadores del Crowther Lab ahora tienen una comprensión cuantitativa de cómo contribuyen a la restauración forestal.

El nuevo estudio, publicado en la revista Naturaleza Cambio Climático proporciona evidencia de la importante contribución de las aves silvestres (frugívoras) en la regeneración forestal. Los investigadores compararon el potencial de almacenamiento de carbono que podría recuperarse en paisajes con fragmentación limitada, con el de paisajes altamente fragmentados. Sus datos muestran que los paisajes altamente fragmentados restringen el movimiento de las aves, reduciendo así el potencial de recuperación de carbono hasta en un 38 por ciento. En toda la región del Bosque Atlántico en Brasil, los investigadores descubrieron que es fundamental mantener un mínimo del 40 por ciento de la cubierta forestal. También encuentran que una distancia de 133 metros (aproximadamente 435 pies) o menos entre áreas boscosas asegura que las aves puedan continuar moviéndose por todo el paisaje y facilitar la recuperación ecológica.

El estudio también encontró que diferentes especies de aves tienen diferentes impactos en términos de dispersión de semillas. Las aves más pequeñas dispersan más semillas, pero sólo pueden esparcir semillas pequeñas de árboles con menor potencial de almacenamiento de carbono. Por el contrario, aves más grandes como el tucán toco o el arrendajo de cresta rizada dispersan las semillas de árboles con un mayor potencial de almacenamiento de carbono. El problema es que es menos probable que las aves más grandes se muevan a través de paisajes altamente fragmentados.

«Esta información crucial nos permite identificar esfuerzos de restauración activos, como la plantación de árboles, en paisajes que se encuentran por debajo de este umbral de cobertura forestal, donde la restauración asistida es más urgente y efectiva». Daisy Dent, científica principal del laboratorio Crowther de ETH Zurich.

Restaurar los servicios ecosistémicos funcionales

«Permitir que los frugívoros más grandes se muevan libremente a través de los paisajes forestales es fundamental para una recuperación saludable de los bosques tropicales», dice Carolina Bello, investigadora postdoctoral también en el Crowther Lab de ETH Zurich y autora principal del estudio. «Este estudio demuestra que, especialmente en los ecosistemas tropicales, la dispersión de semillas mediada por aves juega un papel fundamental a la hora de determinar las especies que pueden regenerarse».

Basado en datos actuales, este estudio avanza la investigación de estudios terrestres anteriores realizados por los autores en el Bosque Atlántico en Brasil. El bosque es una de las regiones con mayor diversidad biológica del mundo, pero también es una de las más fragmentadas: sólo queda el 12 por ciento del bosque original y en áreas pequeñas. El bosque es también una de las regiones más importantes del planeta para la restauración ecológica a gran escala, con 12 millones de hectáreas de tierra destinadas a restauración y recuperación natural en virtud del Pacto para la Restauración del Bosque Atlántico. La investigación muestra que aumentar la cubierta forestal más allá del 40 por ciento puede ser fundamental no sólo para mantener la diversidad de especies, como se demostró anteriormente, sino también para mantener y restaurar el funcionamiento de los servicios ecosistémicos, como la dispersión de semillas y el almacenamiento de carbono, para maximizar el éxito de la iniciativa de restauración a gran escala en esta región.

«Siempre hemos sabido que las aves son esenciales, pero es sorprendente descubrir la magnitud de esos efectos», afirma Thomas Crowther, profesor de Ecología en la ETH Zurich y coautor principal del estudio. «Si podemos recuperar la complejidad de la vida dentro de estos bosques, su potencial de almacenamiento de carbono aumentaría significativamente».

Estrategias para la recuperación de bosques tropicales

Investigaciones anteriores sugieren que la recuperación de los bosques podría capturar más de 2.300 millones de toneladas de carbono en la región del Bosque Atlántico, y que la regeneración natural probablemente sea más rentable (hasta un 77 por ciento menos en costos de implementación) que la plantación activa. *

Los investigadores señalan que una variedad de estrategias, como plantar árboles frutales y prevenir la caza furtiva, podrían mejorar el movimiento de animales en áreas tropicales donde la restauración pasiva es más probable. La restauración activa es necesaria en paisajes muy fragmentados.

«Al identificar los umbrales de la cubierta forestal en el paisaje circundante que permiten la dispersión de semillas, podemos identificar áreas donde la regeneración natural es posible, así como áreas donde necesitamos plantar árboles activamente, lo que nos permite maximizar la rentabilidad de la restauración forestal. «, dice Danielle Ramos, coautora del artículo afiliado a la Universidad de Exeter, Reino Unido, y la Universidade Estadual Paulista, Rio Claro, São Paulo, Brasil.



Source link

Comparte NdS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *